Spiral Tunnels-Parque Nacional Yoho- Canadá

En las Canadian Rockies, o Rocosas Canadienses, podemos encontrar paisajes espectaculares: picos de más de 3000 metros, glaciares, ríos blanquecinos de agua provenientes de esos glaciares, ruidosas cascadas, lagos color esmeralda….. Esas montañas también esconden pequeñas curiosidades que, a su vez, tienen detrás historias de grandes exploradores, pioneros y gentes corrientes. Aquellas personas construyeron infraestructuras muy logradas, si tenemos en cuenta la tecnología de aquellos años y la dificultad que entrañaba el terreno. Hoy en día, merece la pena parar nuestro coche para admirar aquellas obras en medio de las montañas.

Corría el año 1878 cuando empezaron los trabajos de la línea de ferrocarril que uniría Montreal con Vancouver atravesando las Rocosas. El 23 de mayo de 1887 se recorrió la línea completa por primera vez. Pero hasta ese momento, el trabajo a realizar fue durísimo y muchos trabajadores dejaron la vida allí. Todavía hoy en día hay sitios con nombres como Calamity Tunnel  o Hell´s Gate que nos dan idea de las condiciones en las que aquellas personas trabajaron y vivieron.

El Kicking Horse Pass, a 1627 metros de altitud, fue una de las principales dificultades a batir. El paso está en la divisoria continental de aguas, es decir, la línea imaginaria que divide los ríos que van a dar al océano Pacífico y los que van a morir al Atlántico por la bahía de Hudson. Ese mismo paso separa el parque nacional de Banff y el de Yoho.

Pues bien, en este alto la pendiente superaba el  4% por lo que la subida era trabajosa para la locomotora y se necesitaban varias máquinas, pero la bajada era literalmente suicida, ya que los vagones de atrás se abalanzaban sobre los primeros y debido a los frecuentes fallos en los frenos, varios trenes terminaron en el río Columbia.

La solución no llegó hasta aproximadamente 1908 y fue desde Suiza. Fueron los llamados túneles espirales.  Con este trazado, la pendiente se redujo a un 2.2%, lo que facilitó mucho el paso de los trenes. Estos túneles dejaban imágenes tan curiosas como que la cabeza del tren asomase por la boca del túnel cuando el final del convoy no había entrado aún al citado túnel.

 

Hoy en día por esa línea solo transitan trenes de mercancías y trenes históricos como el Rocky Montaineer pero con un poco de suerte, todavía podremos disfrutar de esa peculiar imagen en un entorno de montañas de postal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =